Manuales de Instrucciones de coches del segmento C

Chevrolet Cobalt > Ruedas y neumáticos

Cuidado del vehículo / Ruedas y neumáticos

Ruedas y neumáticos

Estado de los neumáticos, estado de las llantas

Rodar sobre superficies con bordes puede dañar los neumáticos y las llantas. No aprisione los neumáticos contra el borde de la acera cuando estacione.

Compruebe periódicamente si las llantas y los neumáticos están dañados. Acuda a un concesionario o reparador autorizado Chevrolet si se produjeran daños o desgaste inusual.

Presión de los neumáticos

La presión correcta de los neumáticos es esencial para asegurar el manejo, la comodidad, la seguridad, la durabilidad de los mismos y la economía de combustible.

Compruebe la presión de los neumáticos, incluyendo el de auxilio, cada dos semanas y antes de un viaje largo o con carga competa.

Los neumáticos deben comprobarse en frío, con un manómetro calibrado.

Chevrolet Cobalt. Presión de los neumáticos

Consulte Presión de los neumáticos en la etiqueta colocada en el marco de la puerta delantera izquierda.

Los datos sobre presiones son válidos para neumáticos fríos.

La rueda de auxilio se debe inflar siempre con la presión especificada para carga completa.

Peligro

Si la presión es demasiado baja, los neumáticos pueden resultar dañados internamente y calentarse considerablemente, haciendo que la banda de rodadura se separe e incluso que los neumáticos estallen a velocidades elevadas.

Sistema monitor de presión de los neumáticos (si está equipado)

Este vehículo puede tener un sistema monitor de presión de los neumáticos (TPMS).

Atención

Las modificaciones realizadas al sistema monitor de presión de los neumáticos (TPMS) por cualquiera que no sea un establecimiento de servicio autorizado, pueden invalidar la autorización para usar el sistema.

Mantener los neumáticos a la presión recomendada por el fabricante es parte de las buenas prácticas destinadas a optimizar el consumo de combustible del vehículo.

El sistema monitor de presión de los neumáticos (TPMS) utiliza tecnología de radio y sensores para verificar los niveles de presión de los neumáticos. Los sensores del TPMS monitorean la presión del aire de los neumáticos y transmiten las lecturas a un receptor ubicado en el vehículo.

El sistema de control de la presión de los neumáticos comprueba la presión en las cuatro ruedas una vez por minuto cuando la velocidad del vehículos supera cierto límite.

Atención

El TPMS no sustituye al mantenimiento y es responsabilidad del conductor mantener la presión correcta de los neumáticos, incluso si el inflado insuficiente no ha llegado al nivel que hace que se encienda la luz de baja presión de inflado de los neumáticos del TPMS.

Los sensores de presión de los neumáticos están montados en cada conjunto de neumático y rueda, excluyendo el conjunto de neumático y rueda de auxilio. Los sensores de presión de los neumáticos y los neumáticos deben tener la presión indicada en el manual.

Cada neumático, incluido el de auxilio (si se provee), deben verificarse mensualmente en frío e inflarse a la presión de inflado recomendad por el fabricante del vehículo en la placa del mismo o en la etiqueta de presión de inflado.

Como característica de seguridad adicional, su vehículo ha sido equipado con un sistema de control de presión de los neumáticos (TPMS) que enciende una luz de baja presión cuando uno o más de sus neumáticos está significativamente desinflado.

En consecuencia, cuando se enciende la luz de baja presión de los neumáticos, debe detenerse y verificarlos lo antes posible, e inflarlos a la presión correcta.

Conducir con un neumático significativamente poco inflado causa que el neumático se recaliente y puede ocasionar la falla del mismo. El inflado insuficiente también reduce la economía de combustible y la vida útil de la banda de rodamiento del neumático, lo que puede afectar a la capacidad para maniobrar y detener el vehículo.

Atención

Los compuestos sellantes para neumáticos pueden dañar los sensores del TPMS. La garantía del vehículo no cubre los daños a los sensores del TPMS causados por el uso de un sellante para neumáticos.

Su vehículo también está equipado con un indicador de falla del TPMS que indica cuando el sistema no funciona correctamente.

El indicador de falla del TPMS está combinado con la luz de baja presión de los neumáticos. Cuando el sistema detecta una falla, la luz parpadea durante aproximadamente un minuto y luego queda encendida continuamente. Esta secuencia continúa durante los arranques subsiguientes del vehículo mientras exista la falla.

Cuando se enciende el indicador de falla, el sistema puede no ser capaz de detectar o enviar una señal de baja presión de los neumáticos como está previsto. Las fallas del TPMS pueden producirse por diversas razones, incluida la instalación de neumáticos o ruedas de repuesto o alternativos en el vehículo, que impiden que el TPMS funcione correctamente. Verifique siempre la luz de falla del TPMS después de reemplazar uno o más neumáticos o ruedas en su vehículo, para asegurar que los neumáticos y ruedas de reemplazo o alternativos permiten que el TPMS continúe funcionando correctamente.

Aprendizaje de neumáticos

Los sensores se calibra a las posiciones de cada neumático/ rueda usando una herramienta de reaprendizaje de TPMS. Solicite el servicio a su concesionario.

Funcionamiento del monitor de presión de los neumáticos (si está equipado)

Este vehículo puede tener un sistema monitor de presión de los neumáticos (TPMS). El TPMS está diseñado para advertir al conductor cuando existe una situación de baja presión de los neumáticos. Los sensores del TPMS están montados en cada conjunto de neumático y rueda, excluido el conjunto de rueda y neumático de auxilio. Los sensores del TPMS monitorean la presión del aire de los neumáticos del vehículo y transmiten las lecturas a un receptor ubicado en el vehículo.

Cuando se detecta una situación de baja presión de los neumáticos, el TPMS enciende la luz de advertencia de baja presión de los neumáticos ubicada en el cuadro de instrumentos. Si se enciende la luz de advertencia, deténgase lo antes posible e infle los neumáticos a la presión recomendada que se muestra en la etiqueta de información de carga y neumáticos.

Puede aparecer un mensaje que indique controlar la presión en un determinado neumático en el centro de información del conductor (DIC).

  • LF - DELANTERO IZQUIERDO
  • RF- DELANTERO DERECHO
  • RR - TRASERO DERECHO
  • LR - TRASERO IZQUIERDO

La luz de advertencia de baja presión de los neumáticos y el mensaje de advertencia del (DIC) se encienden en cada ciclo del encendido hasta que los neumáticos se inflen a la presión de inflado correcta.

La luz de advertencia de baja presión de los neumáticos puede encenderse cuando el tiempo está frío y el vehículo arranca por primera vez y luego apagarse cuando se pone en movimiento.

Esto podría ser un indicador temprano de que la presión de aire está bajando y se deben inflar los neumáticos a la presión correcta.

La etiqueta de información de neumáticos y carga muestra el tamaño de los neumáticos del equipo original y la presión de inflado en frío correcta. Consulte un ejemplo de etiqueta de neumáticos y carga y su ubicación en Presión de los neumáticos. Consulte también Ruedas y neumáticos.

El TPMS puede advertir acerca de una situación de baja presión de los neumáticos pero no reemplaza al mantenimiento normal de los mismos. Consulte Ruedas y neumáticos y Rotación de neumáticos.

Atención

Los materiales de sellado de neumáticos no son todos iguales.

Un sellante para neumáticos no aprobado puede dañar los sensores del TPMS. La garantía del vehículo no cubre los daños de los sensores del TPMS causados por el uso de un sellante para neumáticos incorrecto. Use siempre el sellante para neumáticos aprobado por GM disponible en su concesionario o incluido en el vehículo.

Luz y mensaje de falla del TPMS

El TPMS no funciona correctamente si falta o no funciona uno o más de los sensores del TPMS. Cuando el sistema detecta una falla, la luz de advertencia de neumático bajo parpadea durante alrededor de un minuto y luego permanece encendida durante el resto del ciclo de encendido. La luz indicadora de falla se enciende en cada ciclo de encendido hasta que se corrija el problema. Algunas de las situaciones que pueden causar que se enciendan son:

  • El proceso de calibración de sensores del TPMS no se realizó o no se terminó exitosamente después de rotar los neumáticos. La luz de falla se debe apagar después de terminar exitosamente el proceso de calibración de sensores. Consulte "Proceso de calibración de sensores del TPMS" más adelante en esta sección.
  • Uno o más sensores del TPMS está dañado. La luz indicadora de falla se debería apagar cuando se instalan los sensores de TPMS y una vez realizado exitosamente el proceso de calibración de sensores. Solicite el servicio a su concesionario.
  • Los neumáticos o ruedas de auxilio no coinciden con los neumáticos o ruedas del equipo original. Los neumáticos y ruedas distintos a los recomendados pueden impedir que el TPMS funcione correctamente.
  • La operación de sistemas electrónicos o instalaciones cercanas que utilizan ondas de radiofrecuencia similares a las del TPMS puede causar el funcionamiento incorrecto de los sensores del sistema.

Si el TPMS no funciona correctamente, no puede detectar o enviar señal de una situación de neumático desinflado. Solicite a su concesionario el servicio si la luz de falla del TPMS y el mensaje del DIC se encienden y permanecen encendidos.

Proceso de calibración de sensores del TPMS

Cada sensor del TPMS tiene un código de identificación exclusivo.

El código de identificación debe coincidir con la posición de un neumático o rueda nuevos después de rotar los neumáticos o reemplazar uno o más de los sensores del TPMS. La luz de falla y el mensaje del DIC deben apagarse en el siguiente ciclo del encendido. Cada sensor del TPMS tiene su posición definida para procede al aprendizaje de sensores del TPMS. Si se cambia la posición del neumático o el sensor del TPMS, se requiere un nuevo aprendizaje. Lleve su vehículo al concesionario Chevrolet a fin de realizar el aprendizaje del TPMS.

Revisión de los neumáticos

Los impactos contra el cordón de la vereda puede causar daños al interior de las ruedas y neumáticos.

Puede existir riesgo de accidente a alta velocidad debido a daños de los neumáticos ocultos externamente. Por lo tanto, si es necesario subir el cordón de la vereda, hágalo despacio y en ángulo recto si fuera posible.

Cuando estacione, asegúrese de que los neumáticos no queden aprisionados contra el borde de la acera. Compruebe regularmente el desgaste (profundidad del dibujo) de los neumáticos o si hay daños visibles. Compruebe también si las llantas presentan daños.

El neumático debe sustituirse cuando presente cortes, bultos en los flancos o cualquier otra deformación.

En caso de daños o desgaste anormal, acuda a un concesionario Chevrolet para su reparación, calibración de la suspensión delantera y alineación de la dirección.

Cuando los sustituya, use siempre neumáticos de la misma marca y dimensiones. Es preferible sustituir todos los neumáticos del mismo eje al mismo tiempo.

Profundidad del dibujo

Compruebe regularmente la profundidad del dibujo.

Los neumáticos deberían sustituirse al alcanzar el dibujo una profundidad de 1,6 mm, indicador de desgaste de dibujo.

Chevrolet Cobalt. Profundidad del dibujo

La profundidad mínima autorizada legalmente (1,6 mm) se ha alcanzado cuando el dibujo se desgastó hasta uno de los indicadores de desgaste (TWI). Su posición se indica mediante marcas en el costado del neumático.

Los neumáticos envejecen, aunque no se usen. Le recomendamos sustituir los neumáticos cada 6 años.

Rotación de neumáticos

Chevrolet Cobalt. Rotación de neumáticos

Las fuerzas que actúan sobre los neumáticos delanteros y traseros son diferentes, por eso se desgastan de forma diferente dependiendo de varios factores, como la superficie de la calzada, la forma de conducir, la alineación de la suspensión, el balanceo de las ruedas, la presión de los neumáticos, etc.

El propietario debe realizar una evaluación del desgaste del vehículo que incluya la rotación regular de los neumáticos, que no debe exceder los 10.000 km. La rotación de los neumáticos es vital para lograr desgaste parejo y vida útil más larga del neumático.

La rotación de los neumáticos debe realizarse como se indica en la ilustración.

El estado de los neumáticos es uno de los puntos que se comprueban durante una inspección periódica en el concesionario Chevrolet de su preferencia, que puede diagnosticar los signos de un desgaste desigual que puede afectar a la seguridad y prestaciones de su vehículo.

Nunca incluya el neumático de auxilio temporal en la rotación de neumáticos debido a las diferencias de tamaño.

Luego de realizar una rotación de los neumáticos, vaya a un concesionario de la red Chevrolet o a un taller de reparación autorizado para realizar el reaprendizaje del sistema de monitoreo de la presión de los neumáticos.

Atención

  • Debido a su envejecimiento, la goma del neumático se deteriora. Esto sucede también con la rueda de auxilio, aunque no se use.
  • El envejecimiento de los neumáticos depende de diversas condiciones de uso, incluidas la temperatura, las condiciones de carga y también la presión de inflado de los neumáticos.
  • Lleve los neumáticos periódicamente a la asistencia técnica del fabricante para evaluar las condiciones de uso.
  • Una cubierta de refacción que no se haya utilizado durante un periodo de 6 años sólo deberá usarse en caso de emergencia.

    Si necesitara usar este neumático, conduzca a baja velocidad.

Nota Luego de una rotación de los neumáticos, si el vehículo cuenta con TPMS (Sistema de monitoreo de la presión de los neumáticos), es necesario llevarlo a un concesionario Chevrolet para realizar el aprendizaje del TPMS.

Tipos de neumáticos y llantas

Peligro

No utilice tipos y tamaños de ruedas y neumáticos distintos a los instalados en fábrica. De ser necesario reemplazar uno o más neumáticos, asegúrese de que tengan las mismas especificaciones que los originales instalados en fábrica.

De lo contrario, se puede ver afectada la conducción, incluso provocando graves accidentes.

Además, puede afectar los términos de la garantía del vehículo. Las condiciones anteriormente mencionadas no aplican en el caso del uso del neumático compacto de auxilio temporario y de accesorios Chevrolet diseñados especialmente para su vehículo.

Para mayor información, consulte con la red de concesionarios Chevrolet o con un taller de reparación autorizado por Chevrolet.

En el caso de que reemplace las ruedas y los neumáticos por accesorios Chevrolet que estén disponibles para su vehículo, puede ser necesario reprogramar el velocímetro debido al radio dinámico de desplazamiento.

Consulte con la red de concesionarios Chevrolet o un taller de reparación autorizado por Chevrolet.

Taza de rueda

Las tazas de ruedas fueron desarrolladas para las ruedas respectivas del vehículo y cumplen todos los requisitos de combinación de llanta y neumático correspondientes.

Use solo tazas de rueda originales.

Otras tazas de rueda podrían menoscabar el enfriamiento de los frenos.

Peligro

El uso de tazas de rueda o neumáticos inapropiados puede provocar una pérdida repentina de presión y causar accidentes.

Sustitución de ruedas

Todos los vehículos están equipados con una rueda de auxilio.

Se deben efectuar los preparativos y observar las indicaciones siguientes:

  • Estacione el vehículo en una superficie nivelada, firme y no deslizante.
  • Accione el freno de estacionamiento y engrane la primera marcha, la marcha atrás o P.
  • Saque la rueda de auxilio.
  • Nunca cambie más de una rueda simultáneamente.
  • Si el terreno donde está el vehículo es blando, debe colocarse debajo del gato una base estable (con un grosor máximo de 1 cm).
  • No debe haber personas ni animales dentro del vehículo cuando se utilice el gato.
  • No se meta nunca debajo de un vehículo que esté alzado con un gato.
  • No arranque el vehículo mientras esté levantado con el gato.
  • Limpie las tuercas de rueda y las roscas con un paño limpio antes de montar la rueda.

Peligro

No engrase la tuerca de rueda.

Llantas de aleación y tazas de rueda:

Chevrolet Cobalt. Llantas de aleación y tazas de rueda:

1. Monte la llave para tornillos de rueda asegurándose de que se coloca bien y afloje cada tuerca de rueda media vuelta.

Chevrolet Cobalt. Llantas de aleación y tazas de rueda:

2. Ajuste el gato a la altura necesaria. Coloque el gato directamente debajo del punto de elevación, de modo que no pueda resbalar.

Chevrolet Cobalt. Llantas de aleación y tazas de rueda:

Acople la manivela del gato (B) al gato (A).

Acople la llave para ruedas (C) y, con la manivela del gato (B) alineada correctamente, gire la llave para ruedas hasta que el neumático se despegue del suelo.

3. Desenrosque las tuercas de rueda.

4. Cambie la rueda.

5. Alinee el orificio para la válvula de la taza de rueda con la válvula del neumático antes de la colocación.

6. Apriete las tuercas de rueda.

7. Baje el vehículo.

8. Inserte completamente la llave para ruedas y apriete las tuercas siguiendo un orden en cruz.

9. Guarde la rueda sustituida y las herramientas del vehículo.

10. Compruebe la presión del neumático montado y el par de apriete de las tuercas de rueda lo antes posible.

Haga renovar o sustituir el neumático defectuoso.

Neumático de auxilio

Este vehículo está equipado con una rueda de auxilio temporal, la cual cuenta con dimensiones, presión y vida útil diferentes a las ruedas de uso regular de su vehículo.

Por lo tanto, solo utilícela en casos de emergencia y reemplácela cuanto antes, ni bien haga reparar o reemplazar la rueda de uso regular.

No se recomienda usar la rueda de auxilio por más de 100 km de distancia hasta su reemplazo por una rueda de uso regular. La utilización de la rueda de auxilio temporal puede alterar el comportamiento de la dinámica del vehículo, especialmente al girar o al frenar. De todas formas, no afecta la seguridad si se utiliza a velocidades menores a los 80 Km/h.

El neumático de auxilio temporario tiene llanta de acero.

Chevrolet Cobalt. Neumático de auxilio

La rueda de auxilio está situada en el compartimento de carga, debajo de la cubierta del piso. Está fijada en el rebaje mediante una tuerca de mariposa.

El hueco de la rueda de auxilio no está diseñado para todos los tamaños de neumáticos permitidos.

Si una rueda es más ancha que la de auxilio y se debe guardar en el hueco de la rueda de auxilio después de cambiar las ruedas, la cubierta del piso puede colocarse encima de la rueda que sobresale.

No se permite usar más de una rueda de auxilio temporal simultáneamente.

Peligro

Cuando conduzca usando la rueda auxiliar temporaria, mantenga la velocidad siempre por debajo de 80 km/h.

La distancia recomendada hasta su reemplazo por una rueda regular es de hasta 100 km.

    LEE MAS:

     Chevrolet Cobalt > Sistema eléctrico

    Los fusibles La especificación del fusible de reemplazo debe ser la misma que la del fusible defectuoso. Hay dos cajas de fusibles en el vehículo: En la parte delantera izquierda del compartimento del motor. En la parte inferior izquierda del tablero de instrumentos.

     Chevrolet Cobalt > Arranque con cables

    No arranque con el cargador rápido. Para activar el encendido en un vehículo con la batería descargada, conecte a la batería los cables auxiliares de arranque provenientes de otro vehículo. Esto debe hacerse con muchísimo cuidado y conforme a las instrucciones siguientes.

     Skoda Octavia > Protección proactiva de los ocupantes Crew Protect Assist

    Motivo operación El sistema proactivo de protección de los ocupantes aumenta la protección de los ocupantes en los asientos delanteros en caso de colisión. Modo de funcionamiento Primer nivel de protección En la conducción dinámica, el sistema aprieta los cinturones de seguridad delanteros al cuerpo.

    Nuevo - Top - Mapa del sitio - Buscar - © 2021 www.ccoches.com 0.0093 -